La cruz, Riesgo de eterna perdición