La cruz: Muriendo para que nuestro Padre viva